ESCALA 143
  Citroën C4
 

Citröen C4 VTR plus 1.6 HDI 110 CV

 

Es de sobra conocido este modelo de coche que voy a presentar, el C4. En términos generales y en diferentes pruebas de revistas especializadas así como coincidimos muchos usuarios de este automóvil, es un modelo que no destaca en demasiadas cosas, pero por su precio, su diseño innovador y su tecnología hacen que sea un coche para todos los públicos desde principiantes y familias a conductores que buscan un toque de deportividad en un más que ajustado precio – equipamiento. No nos olvidemos que esto no significa que bajen las calidades de los acabados ni del coche en general ya que de entrada las ruedas del modelo que comentamos son unas Michelín Pilot Exalto 205/50 R17.




La manera de ver este coche no va a ser la habitual dando datos y medidas, será un análisis personal que puede ser compartido por muchos de vosotros y criticados por otros pero siempre será una opinión crítica desde la perspectiva de haber probado esta máquina capaz de devorar muchos kilómetros. Sin más dilaciones, comencemos por el interior.


INTERIOR


Lo primero que vemos y que nos llama la atención al acceder al habitáculo del C4 es su instrumentación. Futurista sería la palabra que mejor lo definiría si solo utilizásemos una. Posee 5 pantallas indicadoras del estado del coche, funciones y alertas. La más grande se encuentra en la parte superior central del salpicadero. Es una pantalla vista desde todas las posiciones del coche, de cristal líquido y autorregulable en función de la luz solar u oscuridad que es reflejada en ella. Nunca la perderemos de vista por un reflejo o falta de luz. Dicha pantalla nos indica la velocidad instantánea de una manera muy muy precisa, tan precisa que indica la velocidad real, difiere apenas 2km/h de un GPS. Además vemos el nivel de combustible y los kilómetros que quedan para repostar. Indica los kilómetros parciales y totales del vehículo así como la temperatura del motor y durante los primeros segundos de arranque se reflejan los kilómetros que nos quedan para la revisión. A ambos lados, encontramos indicadores, a la izquierda se encuentran los de seguridad tales como ABS, ESP, freno de mano activado, etc y a la derecha los indicadores de todos los cinturones de seguridad (5) y airbags.



Como buen observador, después de mirar hacia la pantalla ya citada me llamaría la atención el volante. Un volante en cuero con un tacto suave y confortable cuyo núcleo es fijo y está repleto de mandos. Citroën ha recuperado estos volantes de aquellos coches de los años 70 como el DS Tiburón dando un toque clásico a la gama actual.

17 botones y 4 ruletas selectoras. No os asusteis, pero ese es el número de botones que tiene el volante multifunción. Muy bien ubicados todos y de muy fácil manejo, es muy fácil acostumbrarse a ellos y muy difícil no utilizarlos una vez que los conoces. La utilidad de los botones va desde el control y regulador de velocidad hasta la radio/cd pasando por el ordenador de abordo, bluetooth manos libres así como reciclado del aire, cláxon con acordes y un botón de libre configuración que en mi caso apaga las pantallas del coche dejando solo el velocímetro, muy útil para un largo viaje nocturno. Hay que destacar que este volante al tener el núcleo fijo permite en caso de accidente que el airbag salte siempre en la misma posición dando un plus al coche de seguridad.



Las dos siguientes pantallas que nos toca analizar son las que se encuentran en la parte superior del volante. Destacan por su pequeño tamaño pero gran versatilidad y una muy buena posición visual. Están superpuestas, la primera y pequeñita nos indica las alertas de todas las luces que hay encendidas y la segunda y superior las revoluciones de manera que se va llenando una barra de izquierda a derecha según las vueltas del motor y cambia a color rojo cuando llega al corte de inyección, afortunadamente para el C4 todavía no lo he probado.


La cuarta pantalla se encuentra debajo de los aireadores. Es muy configurable ya que podemos elegir entre 3 modos de vista. Se refleja la hora y la fecha, la radio o el reproductor de cd, el estado del teléfono así como las llamadas siempre que lo tengamos conectado por el bluetooth y el ordenador de abordo. Destaca especialmente el modo de reproductor de cd, que con solo apretar un botón (refresh list) aparece todo el directorio de álbumes de nuestro disco mp3 y podremos navegar por todas las carpetas y canciones. A mi me recuerda mucho a un teléfono móvil con reproductor.



Por último y finalizando el análisis de las pantallas se encuentra la del climatizador bizona que no tiene especial mención ya que es una pantalla habitual en muchos modelos y marcas.


Siguiendo con el interior y después de este lápsus de pantallas, volante y tecnología nos encontramos con unos acabados bastante buenos y muy mejorados respecto a modelos anteriores de Citroën. Tacto suave en los botones de las ventanillas y regulador de retrovisores, un salpicadero blando y una consola central en carbono muy elegante. Un accesorio interior muy llamativo y poco visto son los cajones pequeños que hay debajo de las salidas de aire, posee: dos a los lados y uno central, muy útiles para guardar esas pequeñas cosas que llevamos en nuestro coche como monedas, mando de cochera o la cartera.


Los paneles de las puertas son muy confortables, con sitio para apoyar los brazos y huecos para guardar objetos tanto en la parte delantera como en la trasera. Destacan las manillas de apertura que son cromadas a juego con la empuñadura de la palanca de cambios en cuero. Por cierto dicha palanca es pequeña y redonda y se adapta de maravilla a la palma de la mano, pero ojo entran ganas de agarrarla fuerte y pisar y pisar el acelerador y cambiar a 4000 revoluciones... sigamos con el análisis del interior.


Los asientos, grandes y envolventes. Hay que destacar que no he conocido ningún compacto con estos asientos. Sujetan perfectamente y su posición y comodidad son muy buenos tanto para conducción tranquila o deportiva. El tapizado es de malla y color negro otro aspecto inusual respecto a otras marcas.

El espacio que los afortunados viajeros tienen para las piernas y desenvolverse dentro del coche es muy bueno, tanto a lo largo y ancho como a lo alto. Perfectamente para viajar 4 personas y muy bueno para 5. Todo ello se debe a una posición de los asientos un tanto elevada pero siempre sin olvidar la deportividad y confort. Un confort que se vé incrementado porque tanto los pasajeros delanteros como los traseros poseen apoyabrazos con diferentes huecos para bebidas o cosas personales.


El maletero no destaca por su capacidad que teniendo 314l puede parecer pequeño, pero el espacio está muy bien repartido y perfectamente caben 2 maletas grandes quedando espacio para equipaje de mano u otros objetos que siempre llevamos de vacaciones o en nuestros viajes.


Y finalizando ya con el interior, no nos podemos olvidad del sonido que aunque no sea HI-FI yo lo califico de muy bueno porque los 6 altavoces y el radio – cd de serie Blaupunkt suenan de maravilla y no distorsiona a un volumen elevado.


EXTERIOR


Comencemos citando las medidas de nuestro vehículo, siendo estas de 4260mm de largo, una anchura de 1773mm y una altura de 1458mm. Estas medidas no destacan particularmente respecto al resto de compactos del mercado, las comparativas indican que está dentro de la media. Cabe destacar que gracias a estas medidas posee un coeficiente de penetración aerodinámica CX de 0,28 el más bajo de entre sus rivales compactos.

Para hablar de la estética del C4 habría que entrar en una opinión demasiado personal la cual no viene al caso por lo que aquí solo destacaremos los aspectos más positivos.

Un frontal un poco elevado respecto a los demás modelos integra unas ópticas grandes que sin poseer xénon (el VTS lo lleva de serie) nos guían perfectamente en las carreteras mas oscuras. Un detalle son las luces de posición que iluminan de forma que recorre la luz toda la óptica.




Los laterales son completamente lisos salvo una moldura en la parte inferior que protege un poco las puertas. Líneas no muy marcadas pero elegantes hacen que se dibujen unas enormes puertas y unas ventanillas traseras inclinadas hacia abajo debido entre otras cosas por la caída del techo. Los retrovisores tienen integrados los intermitentes laterales y recuerdan a los de un coche de carreras, muy aerodinámicos y de buena visión para circular pero no así para las maniobras de aparcamiento.



Por último lo que mas llama la atención y seguro que coincidimos todos, tanto a los que nos gusta como a los que no, es su trasera. Aquí encontramos 2 lunas; una muy grande y otra mas pequeña casi dispuestas a 90º y que marcan las líneas del coche y su signo de identidad. Hay que citar que dan una perfecta visión desde el interior a través de su espejo retrovisor electrocromo. Los pilotos traseros son grandes y de forma alargada que señalizan perfectamente al resto de usuarios de la vía.




IMPRESIÓN DE CONDUCCIÓN


La opinión general que lleva una vez que probamos este 1.6 HDI 110cv es que es un motor que funciona y responde de maravilla a bajas vueltas (1000rpm – 2000rpm) haciendo de él una conducción económica y tranquila pero siempre respondiendo si es necesario y elevándolo a más de 4000rpm si fuera necesario. Si pisamos fuerte el acelerador, la aceleración es más progresiva que brusca en comparación con otros modelos donde se puede sentir un tirón fuerte e incómodo. El motor apenas vibra y tanto en ruta como en ciudad es muy silencioso.


No olvidemos que aunque su denominación sea coupé no lo es por prestaciones y porque no es su segmento, y claro está que mucha deportividad con un 1.6HDI no podemos conseguir y vamos a ser realistas. Es un coche para hacer kilómetros que perfectamente rueda entre 130 – 140 sin pagar demasiado el consumo, ágil en carreteras reviradas y no se desenvuelve nada mal en carreteras de montaña con pendientes pronunciadas.


El coche, tiene buen tacto y la dirección es precisa y rápida (aunque en algunas circunstancias resulta demasiado asistida). Por lo bien que reacciona a las solicitudes del volante, está lejos de ser torpe.


Las 5 marchas se estiran muy bien hasta un régimen alto y también podemos llevar el coche a un régimen muy bajo, para mí son suficientes. Se engranan muy bien y de una forma muy rápida, sin roces ni dureza, muy bien sincronizadas con un embrague lejos de ser duro y muy fácil a la hora de cambiar.


La estabilidad del coche no destaca demasiado y no podemos decir que sea mala sino que debido a la dureza de suspensión se adapta muy bien a cualquier asfalto o circunstancia. Es muy cómodo de suspensión, incluso con los neumáticos 205/50 ZR 17. Es cómodo en todos los sentidos: pasa sobre los baches sin transmitir golpes secos a los pasajeros y no tiene grandes movimientos de cabeceo o balanceo. No tiene movimientos que asusten ni se descoloca con facilidad, aunque se conduzca bruscamente (voluntariamente o por un error). Es decir, reacciona bien dentro de los mismos límites en los que también reaccionan bien otros coches modernos.


En cuanto al consumo, he conseguido una media de 32km y un consumo de 6l/100km en ciudad y algo de carretera un dato muy bajo y favorable y que hace que haya conseguido 930km con un depósito de 60l. Si no excedemos los límites legales es muy fácil verlo consumir menos de 5l/100 con lo que intuyo que el tanque nos dará para unos 1100km.


CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

MODELO: Citroën C4 VTR Plus 1.6 HDI 110.

MOTOR: TIPO: Diesel. Turbo de geometría variable. Inyección directa alta presión. Cambiador aire/aire.

Nº CILINDROS: 4 cilindros en línea. Posición transeversal delantera.

CILINDRADA: 1560 cm3..

POTENCIA MÁXIMA: 110 cv a 4000 rpm.

PAR MÁXIMO: 240 Nm a 1750 rpm.

Encendido electrónico con distribución estática.

TRANSMISIÓN: CAJA DE

VELOCIDADES: 5 mecánica.

Control dinámico de estabilidad ESP.

DIRECCIÓN: Dirección asistida variable.

Diámetro de giro en bordillos 10,7m – 11,3m.

UNIÓN AL SUELO: Eje delantero tipo pseudo – McPherson y barra estabilizadora.

Eje trasero: brazos tirados, traversa deformable y barra estabilizadora.

FRENOS: Disco sobre las cuatro ruedas y ventilados los delanteros.

Asistencia por servofreno a depresión ABS con repartidor electrónico de frenada.

NEUMÁTICOS: Michelín Pilot Exalto 205/50 R 17.

DIMENSIONES / LONGITUD: 4273mm.

SUPERFICIES / ANCHURA: 1769mm.

VOLÚMENES: ALTURA: 1458mm.

BATALLA: 2608mm.

VÍA DELANTERA: 1497mm – 1505mm.

VÍA TRASERA: 1502mm – 1510mm.

MALETERO: 314l.

Nº DE PLAZAS: 5

PESOS: VACÍO: 1345kg.

CARGA ÚTIL: 450kg.

PRESTACIONES: de 0 a 400m: 17,8s.

de 0 a 1000m: 32,6s.

de 0 a 100km/h: 11,2s.

VELOCIDAD MÁX: 192km/h.

CONSUMOS: URBANO: 6l/100km.

EXTRAURBANO: 4l/100km.

MIXTO: 4,7l/100km.

EMISIONES CO2: 125g/km.

COMBUSTIBLE: Gasóleo.

Capacidad del tanque 60l.





 

 
  David Bayón 2010®  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=